¿Cómo adelgazar con acupuntura?

Muchas personas buscan un remedio para perder peso y a veces acuden a la acupuntura. ¿Qué se puede hacer con acupuntura para adelgazar?


En este artículo intento explicar:


  • En qué situaciones la acupuntura puede ser útil

  • Por qué engordamos (desde un punto de vista general)

  • Cual es (según mi experiencia) la única manera efectiva de adelgazar


¿Por qué engordamos?


Hay dos aspectos de la nutrición: el prenatal y el postnatal. ¿Qué quiere decir?


Nutrición es lo que tu organismo lleva hacia su interior para que siga viviendo y teniendo experiencias. Una parte de lo que te nutre depende de como naciste y de lo que te dieron tus padres (herencia): esto es el prenatal y condiciona lo que puedes conseguir a través del postnatal.


Postnatal: lo que tu organismo necesita del exterior. ¿Comida? ¿bebida? Sí, pero también ritmos y movimientos. Es decir, para adelgazar será importante: comer, beber, RESPIRAR, DORMIR y MOVERSE.


¿Cual es el secreto de perder peso?


No hay. Encontrarás gente que logró adelgazar cambiando de régimen, o bien con masajes, acupuntura, gimnasio, mudanzas, una nueva pareja… entonces el secreto que te voy a decir es otro:


¿Cual es el secreto para no volver a engordar?


Te puedo asegurar que la mayoría de los que adelgazan o te dicen que han adelgazado, en un tiempo de meses o años han vuelto casi como antes o – si tienen mucha voluntad – “sufren” para intentar quedarse con el mismo peso. El cuerpo es nuestra FORMA corporal y refleja quienes somos. Entonces para conseguir otra forma tendrás que ser OTRA PERSONA. Parece difícil, ¿verdad?. Sin embargo, creo que nadie en toda la historia de la humanidad se ha cambiado a sí mismo porque decidió ser otro. LO QUE ERES ES LO QUE HACES. Así que no tienes que imaginar quien “debería ser” el nuevo tú, es suficiente que cambies HACIENDO. Cambia de costumbres, vive tus días de otra manera, y en un tiempo serás – en cierto sentido – otra persona.


¿Como cogiste peso?


Para empezar, destacamos dos posibilidades: La primera es que en un momento de tu vida hubo algún cambio que afectó tu peso y tu forma corporal: una mudanza, una pérdida, la renuncia al cigarrillo, alejamiento de tus seres queridos... es decir, problemas de familia, de pareja, de trabajo o de costumbres que desencadenan otras reacciones.


Esto es el caso más sencillo y más “reversible”: lo pongo entre comillas porque en la vida NUNCA SE VUELVE ATRÁS, el objetivo no es volver a ser la persona que eras antes, sino ser la que eres ahora, pero con un peso y una forma que te representen. La situación desencadenante puede haber bloqueado alguna función de tu organismo que conlleva el aumento de peso (lo veremos más adelante), o simplemente una mala costumbre ha fomentado una acumulación de masa.


La segunda posibilidad es que tu forma corporal sea debida a algo más “estructural”, es decir, algo de nacimiento, de herencia, o bien adquirida en un periodo de desarrollo como la pubertad o la adolescencia. Esta opción se conecta más con “quién eres”, es algo más profundo. No obstante, en algunos casos podría haberse producido, también en este caso, un bloqueo de alguna función de nutrición del organismo.


¿Como puede ayudar la acupuntura?


En acupuntura se puede buscar la función bloqueada desde un punto de vista holístico y energético: la nutrición es selección, absorción, eliminación... ¿Donde estará el fallo?

A cada función corresponde alguna posibilidad de tratamiento, según lo que expresa el conjunto simbólico de la persona, o sea, cómo se manifiesta la obesidad en tu caso específico. Cada punto de acupuntura es una clave simbólica que trabaja sobre una o más funciones energéticas del cuerpo.

Para entender cual es o cuales son las funciones de tu nutrición que pueden necesitar ayuda, se hace una valoración según los principios de Medicina China, observando el estado de la lengua, de los pulsos y de otras características corporales.


Por Claudio Cardone, MTC y acupuntura.

Últimos Artículos
Archivo